Nuestro programa

Entrevista – En La Fontana

Enero 18, 2021

Javiera Saldaña (DC), candidata a constituyente por distrito 15 En La Fontana: “Me comprometo a llevar el mensaje de descentralización, protección y buen uso de los recursos naturales”

En La Fontana conversamos con Javiera Saldaña Cádiz, estudiante de cuarto año de derecho de la Universidad de Valparaíso, ex asesora parlamentaria del Centro Democracia y Comunidad en las comisiones de Constitución y Trabajo de la Cámara de Diputados.

Egresada del Liceo Comercial Bicentenario Diego Portales, con 22 años ha decidido postular por el Partido Demócrata Cristiano (PDC) como candidata a la Convención Constitucional para el distrito 15 que comprende las comunas de Rancagua, Graneros, Codegua, Mostazal, Machalí, Olivar, Quinta de Tilcoco, Requínoa, Coinco, Doñihue, Rengo, Malloa y Coltauco, Región del Libertador General Bernardo O’Higgins.

Va por la DC en pacto de Unidad Constituyente (DC-PPD-PR-PS-CIUDADANOS-PRO) en “Lista del Apruebo”, con el fin de ganar uno de los 155 escaños del proceso constituyente en la elección de abril próximo.

“Lo que me motiva a trabajar por propósitos sociales y políticos, siempre ha sido el luchar contra las injusticias sociales. Siendo nacida y criada acá abajo -estrato social, bajo me refiero-, me ha tocado enfrentar la falta de oportunidades en muchos escenarios y he sufrido con amigos, vecinas y cercanos por las condiciones indignas que deben enfrentar en la vida a causa de ello”, parte diciendo.

A lo cual, añade: “A mi edad logro visualizar y analizar, estando donde las papas queman, las necesidades que tenemos en nuestro distrito. Caminando por cada rincón de él, escuchando y conversando constantemente con su gente, tengo la convicción que podemos renovar la política, reencantar a los protagonistas de esta historia y llevar una voz potente que luche desde el conocimiento y la convivencia por la igualdad, la justicia social y la dignidad”.

-A tu juicio ¿Qué materias crees que debiera abordar la Nueva Constitución?

-Las materias principales, que son compromiso de mi campaña y por lo cual lucharé en la redacción de una Nueva Constitución son: el fortalecimiento de la educación pública en todos sus niveles, priorizando el mejoramiento de la educación primaria y, garantizar el acceso a la educación superior de los estratos más vulnerables (…) Creo que el reconocimiento de la plurinacionalidad de nuestro país es un tema que debiera abordar la nueva constitución. Lo mismo lo relacionado con el derecho al agua, el sistema de pensiones y tantas otras materias que son necesarias para construir un país de todos y todas.

-Las negociaciones políticas tienden a ser difíciles, muchas veces hay que ceder ciertas cuestiones para lograr acuerdos, ¿Crees que es posible llegar a acuerdos transversales en la Nueva Constitución o se impondrán las visiones de unos contra las de otros?

-No solo creo que es posible, sino que es un mandato hacia los futuros Convencionalistas Constituyentes el de propiciar un debate con altura de miras. El pueblo chileno ha exigido que el sistema cambie, que se detengan los abusos y lo ha reflejado en el concepto de dignidad. Las bases de nuestra sociedad han cambiado y la Constitución debe ser el reflejo de ello.

-Deben primar los consensos…

-Será una negociación difícil, pero no es imposible que con ella se pueda lograr un texto que nos una en una sociedad mejor. Porque hay acuerdos transversales como descentralización, por ejemplo. En esa línea se diferenciarán las propuestas de los candidatos sobre cuál plan de acción le convence a la ciudadanía para lograr la real descentralización que queremos, pero no el fondo: logar la tan anhelada descentralización regional.
Entonces sí, será difícil. Posiblemente habrá muchas horas de extensa discusión, pero tengo esperanza que el debate logrará unir a nuestro país en un texto que realmente refleje al Chile que todos y todas queremos.

-Derechos sociales

-“Creo en un Estado social de derechos, que asegure garantías mínimas de protección. Con un sistema de gobierno que promueva la participación ciudadana y la concurrencia de acuerdo entre las fuerzas políticas para que todos avancemos”, dice En La Fontana.

-Y respecto de tu campaña a la Convención ¿Cuáles son tus compromisos desde tu mirada joven para una Nueva Constitución?

-Sin duda mi compromiso esencial es representar la voz de quienes se identifican con lo que propongo. Desde esa perspectiva, siendo estudiante no dejaré atrás las demandas estudiantiles, así como el reparo de la deuda histórica con el gremio de profesores o la gratuidad universal. Sin embargo, mis compromisos son el también luchar por las grandes demandas reflejadas en el estallido social, tales como pensiones y salud.

-¿La “salud para todos” es posible?

– Creo que se hace necesario un trabajo profundo en instaurar la salud en Chile como un derecho y no un privilegio de acceso de algunos. Y esto no es algo que yo diga, sino que fue la inspiración de la Comisión Ortuzar y, en ella, Jaime Guzmán, para que en nuestra Constitución solo se instaurara el acceso a la salud, pero, ¿Tenemos un acceso a la salud garantizado actualmente en Chile? Yo realmente creo que no porque si no tienes los recursos suficientes puedes pasar años en listas de espera o puede ser que no puedas costear tu tratamiento médico. Y, lamentablemente, esa es una deuda gigante con los enfermos y enfermas de Chile. Una deuda por la que quiero luchar y defender a través de la garantía de acceso a la Atención Primaria de Salud y establecimiento de un Seguro Universal de Salud que asegure prestaciones mínimas para todos los chilenos y chilenas, similar a lo establecido en Inglaterra, por ejemplo.

-¿Qué otros derechos te importaría defender?

-Mis propuestas van de la mano con ampliar la gama de derechos fundamentales, incorporando derechos laborales, derechos del niño, niña y adolescente, derecho de vivienda y derechos de la mujer de vivir una vida libre de toda violencia. Es necesario asegurar, por ejemplo, que las mujeres puedan gozar de una vida libre, sin miedos. No es posible que año a año los femicidios en nuestro país aumenten y como Estado no se haga más que simples campañas publicitarias. Se necesitan medidas concretas y un Estado que asegure que la vida de las mujeres será plena y sin violencia desde su niñez a la vejez. Un Estado que asegure la integridad de la mujer como elemento fundamental de ser humano, su dignidad.

-¿La descentralización es clave en la nueva carta fundamental?

-Me comprometo, sin duda, a llevar el mensaje de descentralización, protección y buen uso de los recursos naturales para dar impulso a cada una de las regiones de nuestro país, especialmente a la región de O’Higgins. Por ello necesitamos una reorganización de las instituciones democráticas. Creo en un Estado social de derechos, que asegure garantías mínimas de protección. Con un sistema de gobierno que promueva la participación ciudadana y la concurrencia de acuerdo entre las fuerzas políticas para que, si Chile avanza, todos avancemos. Un Estado al que se le disminuya los poderes al Presidente de la República y se reemplace por las figuras de un Jefe de Estado y un Primer Ministro.

¿Ves a la centroizquierda unida o ves mucha dispersión en la oposición?

-Para estas modificaciones de fondo es necesaria una centroizquierda unida. Es cierto que tenemos diferencias profundas en algunas materias, pero también es cierto que podemos ser articuladores de grandes acuerdos que beneficien a todos los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. Esa es nuestra primera y más grande misión: demostrar que los chilenos pueden confiar en nosotros y nosotras para construir un país justo, digno y de futuro. Y es precisamente allí donde la centroizquierda debe actuar unida, dejando los infantilismos, pensando en el bien común; pensando en el futuro de todos y todas.

-Ahora bien, los partidos políticos cada vez tienen menos representatividad en los jóvenes, ¿Por qué una joven de 22 años postula por la Democracia Cristiana a la Convención Constitucional?

-Yo soy Demócrata Cristiana porque creo en la comunidad y en sus principios. La sociedad se desenvuelve en una perspectiva comunitaria, sin embargo, diversas decisiones políticas y sociales nos han llevado a creer en su lejanía cuando, en realidad, somos conscientes que si nos unimos por una causa común somos más fuertes. Por eso, creo que debemos devolverles la voz a los habitantes de nuestro país, devolverle el sentido de pertenencia a un territorio justo, con responsabilidades, con respecto a los otros.

-¿Y eso no te lo puede dar otro partido?

-Como joven creo en el reencantamiento de lo político, creo que podemos recuperar los espacios y construir todos y todas, juntos, con nuestra diversidad, con los colores que somos cada cual, una convivencia armónica, un mejor país, donde su bella gente viva en paz (…) Aquello lo puedo reafirmar desde la democracia cristiana y la participación directa en política. Mil manos trabajan mejor que una y yo deseo aportar con mis manos a escribir un Chile renovado y mejor. De allí también que mi slogan de campaña sea “Llenemos la hoja de colores”, es reconocer el valor de la comunidad, reconocer que cada persona con sus diferencias puede aportar para lograr un Chile más justo.

-¿Cómo crees que se viene la futura elección de abril, considerando la situación de pandemia y la gran cantidad de postulantes al cargo de Convencionales Constituyentes?

-La participación de las personas en política nunca está de más y me parece maravilloso que se hayan entregado las oportunidades de que la pluralidad participara. Ahora, sin duda, dificulta muchos nombres en una elección que, además, lleva candidatos a cargos municipales y regionales. Será responsabilidad de los candidatos y candidatas hacer una campaña limpia, justa, con propuestas claras y firmes para que los ciudadanos y ciudadanas votemos informados y para que participe la mayor cantidad de población posible, volviendo a ser una fiesta de la democracia, como fue el 25 de octubre pasado.

-Y para cerrar, en pocas palabras, ¿Por qué el votante del distrito 15 debiera votar por Javiera Saldaña para la Convención Constitucional?

-Porque este es un proceso que necesita la representación genuina de ideas y propuestas que defiendan a la región de O’Higgins y al distrito 15. La Constitución es la forma en que todos y todas concordemos lo que queremos para el futuro de nuestro país y allí no puede quedar nadie fuera, debemos lograr que se represente todas las voces (…) Mi propósito es que la diversidad se vea presente, que esta nueva constitución se escriba en democracia y con procesos democráticos, sin excluir a nadie. De allí que pretendo ser la voz que lleve la fuerza de las distintas generaciones, la mirada de mujer, y la lucha de quienes vivimos marginados y asegurar la dignidad que exigimos para Chile.//ELF

Publicado en :
Posted in Sin categoría